Dybala (depositphotos)
ROMA – El delantero argentino Paulo Dybala expresó su alegría tras haber aceptado la propuesta de incorporarse por tres temporadas a la Roma tras haber quedado libre de Juventus.

“Estoy muy feliz”, afirmó Dybala, de 28 años, tras aterrizar en el aeropuerto de Faro para sumarse en Albufeira, Portugal, a la pretemporada del equipo “giallorosso” del DT luso José Mourinho.
“Sorpresa”, respondió el atacante argentino al ser consultado por la cadena Sky sobre la posibilidad de usar la mítica camiseta con el número 10 que lució el ex capitán Francesco Totti, quien tiempo atrás habló con Dybala para convencerlo de que jugara en Roma.
Dybala, quien ganará 6 millones de euros anuales (incluyendo bonus), viajó a Portugal en un avión privado con Dan y Ryan Friedkin, propietarios del club, y el manager de Roma, el luso Tiago Pinto.
La “Joya” será el jugador argentino número 68 de la Roma, cuyo primer jugador de ese país fue Arturo Chini Ludueña, quien arribó en 1927 y durante siete años sumó 57 goles en 166 partidos y también fue el primer futbolista sudamericano “giallorosso”.
En 1933 llegó Enrique Guaita, quien al año siguiente ganó el Mundial con la “azzurra” pese a que previamente había jugado para la “albiceleste”, y luego de sumas 28 goles en 29 partidos, emigró por temor al régimen fascista en Italia.
Luego se destacan los pasos de Miguel Angel Pantó (de 1939 a 1948), Pedro Manfedrini, Antonio Angelillo, Francisco Lojacono, Claudio Caniggia y de Gabriel Batistuta, Walter Samuel y Abel Balbo, integrantes del plantel que ganó el “Scudetto” 2000-01.
Con menos suerte pasaron sus compatriotas Antonio Campilongo, Cataldo Spitale, Gregorio Esperon y Osvaldo Peretti, mientras que Bruno Pesalola se destacó como delantero y luego como DT.
La lista de argentinos que pasaron por Roma incluye también a Gabriel Heinze, Fernando Gago, Leandro Paredes, Nicolás Burdisso, Federico Fazio y Diego Perotti, entre otros.
El vínculo de Roma con el fútbol sudamericano también presenta un estrecho lazo con Brasil (Amarildo, Falcao, Aldair, Emerson, Cafú y Toninho Cerezo, entre otros), y con Uruguay, desde llegaron Alcides Ghiggia y Juan Alberto Schiaffino, algunos de los responsables del “Maracanazo”, el título de la “Celeste” en el Mundial de 1950.