Edinson Cavani (foto: Depositphotos)

DOHA (Uypress)- Uruguay llegó este sábado a la capital qatarí entre cánticos, baile, flores y hasta una torta gigante que cortó el capitán Diego Godín. Después de una semana en Abu Dhabi, Emiratos Árabes, el corto viaje de una hora depositó a los Celestes en la médula del Campeonato del Mundo.

Esta será la cuarta en forma consecutiva, luego de participar en Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y Rusia 2018. Uruguay fue recibida en el Hotel Pullman de la capital qatarí, con mucha efervescencia, colorido, banderas, flores, música, y hasta una torta gigante que cortó el capitán. Diego Godín, a modo de " corte de cinta" en el inicio de la aventura en Medio Oriente.

El hotel dónde se hospeda Uruguay preparó un recibimiento con mucha alegría a la llegada de la delegación uruguaya. Varias decenas de funcionarios locales, ataviados con la clásica camiseta celeste, realizaron un pasillo especial, para darle la bienvenida a futbolistas, cuerpo técnico, dirigentes, y también, a los dos funcionarios del FC Barcelona, que comparten delegación con los charrúas, en un seguimiento "hombre a hombre" de la recuperación de Ronald Araújo.

El momento cumbre fue el corte con una espada gigante, por parte del capitán Godín, lo que fue saludado efusivamente por todos los presentes en el lobby del Hotel Pullman.

La celeste ya está en el lugar de los hechos. Se entrena a puertas cerradas, y el debut será el jueves 24 ante Corea del Sur en el Education Stadium. Posteriormente el equipo de Diego Alonso se medirá al Portugal de Cristiano Ronaldo, y cerrará el grupo H enfrentando a las Estrellas Negras de Ghana. Ilusiones sobran. Trabajo también. Ahora, es la hora de los hechos.

LASCIA UN COMMENTO

Inserisci il tuo commento
Inserisci qui il tuo nome