Depositphotos

NUEVA YORK - Falleció a los 102 años en Iowa Lucrezia Danti Nizzi, la última italiana de más de un siglo que emigró a Estados Unidos.
Nizzi era la última ultracentenaria de origen italiano que falleció en Estados Unidos. Había cumplido 102 años el pasado 1ro de julio.
Amiga de Elsa Brugioni (que falleció a los 107 años en febrero pasado), Lucrezia, a quien llamaban "Grace", vivía en Granger.
Desde su zona de Iowa mantuvo una alta vinculación con los Apeninos italianos, gracias a frecuentes llamadas telefónicas a familiares y amigos de Fiumalbo (Moda) donde había nacido en 1920, informó el medio La Voce di New York.
Pocos años después emigró a Estados Unidos, ingresando como la mayoría, a través de Nueva York.
Hace apenas unos días, todavía muy lúcida, había intercambiado algunos recuerdos con algunos familiares de Fiumalbo.
Lucrezia Danti Nizzi mantenía una estrecha amistad con Elsa Brugioni, que con 107 al momento de fallecer, tuvo el récord de longevidad entre los inmigrantes italianos en Estados Unidos.
Brugioni, al igual que su amiga, se había asentado en Granger, donde evidentemente los emigrantes encontraron buenas condiciones de vida ya que cerca vivía Dina Guerri Manfredini de Pievepelago (murió en 2012 a los 115 años, en ese momento récord mundial).
Granger es una ciudad ubicada en el condado de Dallas en el estado estadounidense de Iowa, con una pequeña población.
No hay muchos migrantes italianos en Iowa, porque la mayoría de ellos se fueron trasladando a lo largo de los años a otras zonas, en general a Illinois, especialmente Highwood y Highland Park.
Sin embargo, el aire de Iowa parece favorecer la longevidad para los emigrantes italianos. También en Granger vivía Dina Guerri Manfredini, originaria de Pievepelago y fallecida en 2012 a los 115 años, en ese momento récord mundial de longevidad.

LASCIA UN COMMENTO

Inserisci il tuo commento
Inserisci qui il tuo nome