DOUVRIN - Una empresa conjunta formada por Stellantis, TotalEnergies y Mercedes inauguró hoy, entre Billy-Berclau y Douvrin, en el norte de Francia, la primera gran fábrica europea para la producción de baterías para automóviles eléctricos.
La unidad forma parte de un proyecto de 7.000 millones de euros para construir tres giga fábricas en Francia, Alemania e Italia e impulsar la producción de componentes para vehículos eléctricos en Europa, contrarrestando el dominio de China en el sector.

La fábrica debería empezar a producir en 2024 y ha sido realizada por Automotive Cells Company (ACC), una joint venture formada por dos de los grupos automovilísticos más importantes del mundo (Stellantis y Mercedes) y por un gigante del sector energético (TotalEnergies).
Inicialmente, la unidad tendrá una capacidad de producción de 13 GWh (gigavatio-hora), cifra que se incrementará a 40 GWh para 2030.
"Aquí estamos ya en el futuro, este es un gran proyecto europeo", dijo el presidente de Stellantis, John Elkann, durante la ceremonia de inauguración.
"Comenzamos una nueva etapa, gracias también a la colaboración de tres grandes países (Alemania, Francia e Italia) que nos acompañaron en este proyecto", reforzó el director general de Stellantis, Carlos Tavares, calificando la transición energética de "transformación darwiniana".

LASCIA UN COMMENTO

Inserisci il tuo commento
Inserisci qui il tuo nome