PAYSANDÚ (Uypress) – Las playas de este departamento, sobre la costa del río Uruguay, así como varios cauces de agua del país, se vieron afectadas por la aparición de floraciones algales (cianobacterias) que determinaron el izado de la bandera sanitaria y la advertencia verbal a los bañistas sobre los potenciales riesgos a la salud, según informó el diario local El Telégrafo. Daniel Andrusyszyn, responsable del Plan de la Costa, dijo al medio mencionado, que el también llamado “verdín” apareció en la zona de la toma de agua de AmBev (en el balneario municipal) alrededor del mediodía del pasado sábado 1 de febrero, y que para la tarde “había tomado casi toda la playa en un ancho de medio metro” aguas adentro del río.

Las algas se reproducen cuando se dan condiciones favorables, mucho calor, mucha luz solar, poca corriente de agua y presencia de nutrientes como el fósforo y el nitrógeno. De mantenerse esas condiciones pueden formar colonias que son tóxicas, con efectos de problemas cutáneos y si se traga agua contaminada produce cólicos, diarreas y vómitos, pudiendo llegar a tener efectos más graves según las condiciones y edad de la persona. Se activó el Protocolo Nacional – Andrusyszyn detalló que “desde hace cuatro años tenemos en el Plan de la Costa un protocolo de observación e informe con la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), y a partir de este año y desde que aparecieron las cianobacterias en las playas del Este -con lo que todos se pusieron alerta- tenemos un protocolo a nivel nacional en un sistema informático que incluye un mapa de Uruguay donde se publican diariamente los datos de aparición de algas.

Cuando se observan en la costa, se coloca la bandera sanitaria y los guardavidas salen a informar a los bañistas que no deben tomar el agua o meterse los dedos en la boca o la nariz si hay algas en el agua, y que al salir se den una ducha”. Paralelamente, “se informa a la dirección de Higiene y desde la computadora del Plan de la Costa se ingresa a la red nacional donde se incluye la playa como zona de presencia de algas. Eso se hace diariamente de mañana y de tarde. Esta es la primera vez que ponemos la playa en el mapa, ya que no tuvimos algas hasta ahora”, explicó, y recordó que el verano pasado “hubo varios días con algas”.

Dijo que al recorrer la costa desde la zona balnearia hasta la playa del Remeros, pasando también por la Park, pudieron confirmar que las algas se habían reproducido y ocupado toda esa franja costera, aunque “sobre las 19 ya había disminuido la cantidad de algas, porque necesitan calor y luz para sobrevivir”. Adelantó que se continuará con “el mismo monitoreo”, y que “si no baja la temperatura, y se presenta caluroso, soleado y no hay viento, al mediodía volveremos a tener las floraciones que se reproducen rápidamente”.