MONTEVIDEO (Uypress) – El grito de los italianos de América del Sur: testimonios dramáticos de uno de los países donde la presencia de compatriotas y nativos es mayor. Antonio Ledesma, ex alcalde de Caracas en el exilio en Madrid: “La otra noche las bandas de Maduro atacaron la sede del diario ‘El Nacional’. Y tú vives con 3 euros al mes”. Alarma en Perú: existe el riesgo de un gran éxodo.

 

El idioma, la cultura, las elecciones, problemas de todo tipo pasan a primer plano, pero también numerosas sugerencias. Y nuestro Director Domenico Porpiglia apuntó con el dedo en particular a la información: “Puede parecer extraño que lo diga, pero nos quedamos solos”.

Tres horas de un encuentro a través de las redes que transcurrieron rápidamente, llenas de quejas, sugerencias, argumentos y que ofrecieron un panorama, a veces dramático, de la situación de los italianos en América del Sur. ‘Italia oltreconfini’ fue el primer episodio (que será seguido en 24 horas por el segundo sobre América del Norte de la conferencia dedicada a los compatriotas en el extranjero organizada por el Grupo en el Senado de Fratelli d’Italia en colaboración con los Departamentos italianos en el mundo. y extranjeros. Un viaje, en vivo en las redes sociales, que ha variado de la lengua a las elecciones, desde la información cada vez más asediada a la cultura en general, hasta los problemas cotidianos de quienes quisieran recuperar la ciudadanía, obtener la renovación de su pasaporte, pero que en particular, ha sacado a la luz la tragedia que se desarrolla en Venezuela.

El Senador Patrizio La Pietra y el Excmo. Roberto Menia, jefe del departamento italiano de ultramar, actuó como mediador de esta gira ‘made in Italy’ por Sudamérica que, al principio (más tarde también habló el honorable Carlo Fidanza FdI-ECR jefe de delegación en el Parlamento Europeo) también tuvo las intervenciones del Excmo. Francesco Lollobrigida, líder del grupo FdI en la Cámara de Diputados y el senador Luca Ciriani, líder del grupo en el Senado, que también quiso citar el título dedicado por ‘La Gente d’Italia’ a la conferencia: ‘Para los hermanos de Italia, compatriotas en el extranjero están en el centro del mundo’. Y destacando también el esfuerzo de nuestro diario, quiso agregar “que siempre lo han sido y siempre lo serán”.

DRAMA. La etapa más angustiosa de la iniciativa FdI llegó cuando ‘Italia más allá de las fronteras’ se detuvo en Venezuela. “La otra noche -la denuncia de Antonio Ledezma, exalcalde de Caracas exiliado en Madrid- las bandas de Maduro atacaron la sede del histórico diario ‘El Nacional’, un atentado contra la libertad de expresión, de prensa sin el cual no hay no hay democracia. Venezuela es víctima de una mafia que controla al gobierno, pero también es el país más pobre del mundo donde un salario mensual llega a los 2 euros y con una diáspora inigualable “. Otro terrible testimonio vino de Giuseppe di Cera, de Abruzzo que emigró en 1953, quien desde Venezuela lanzó un SOS para los italianos del país forzados a una situación inimaginable desde el punto de vista económico con cifras espantosas incluyendo empresas ítalo-venezolanas. 16.500 desde la toma del poder de Chávez a 2.300 en la actualidad.

VOTO – El abogado Piercarlo Nefonte, de Argentina, representante de los más de 150.000 miembros de AIRE en la región, en cambio ha centrado su atención en particular en el aspecto político. “Hay un fuerte vínculo con Italia, con una fuerte participación – explicó – pero ¿cómo es posible si para convertirse en italiano se requiere conocimiento del idioma, que pueda ser representado en el Parlamento por alguien que no habla? ¿Puede escribirlo? No voy a detenerme en las ausencias, sería aún más vergonzoso. ¿Y entonces los que han aceptado un puesto de subsecretario negando promesas, de tener un pie en el ejecutivo y otro en el legislativo? “. Luego las papeletas de voto por correo. “El voto debe ser de los italianos y no de los que milagrosamente obtienen miles de paquetes postales que se transforman a su favor. Hay que devolver la credibilidad a las instituciones”. Desde Argentina, uno de los grandes destinos de inmigración de Sudamérica, hasta Brasil donde viven cerca de 33 millones de nativos, el profesor Carlo Cauti, conferencista y periodista, representante de una emigración reciente que se puede definir como la de la ‘fuga de cerebros’, en particular, subrayó la ausencia de un vínculo cultural con Italia. “Es increíble la falta de escuelas -explicó- por poner un ejemplo en São Paulo, 12 millones de habitantes, hay un solo instituto italiano, entre otras cosas ni siquiera en una zona de fácil acceso”. Y este vínculo escolar inexistente aliena a los italianos, en todos los sentidos. “Basta con llegar a la segunda generación -continuó- y nuestro idioma ya no se habla y otro problema profundo es el reconocimiento de las calificaciones obtenidas en el exterior, en Brasil, donde viven unos 33 millones de nativos, el profesor Carlo Cauti, profesor y periodista, representante de una emigración reciente que puede definirse como la de la ‘fuga de cerebros’, destacó en particular la ausencia de un vínculo cultural con Italia. “Es increíble la falta de escuelas -explicó- por poner un ejemplo en São Paulo, 12 millones de habitantes, hay un solo instituto italiano, entre otras cosas ni siquiera en una zona de fácil acceso”. Y este vínculo escolar inexistente aliena a los italianos, en todos los sentidos. “Basta con llegar a la segunda generación -continuó- y nuestro idioma ya no se habla y otro problema profundo es el reconocimiento de las calificaciones obtenidas en el exterior, en Brasil en este caso, un proceso largo y complicado que impide que los descendientes de italianos sean capaz de hacer lo contrario”. Aquí se rompe el vínculo cultural entre Italia y sus compatriotas en el mundo, que, de reactivarse, podría convertirse en fundamental para dar voz a los italianos en el mundo. Un problema destacado por Perú también por el abogado Gianfranco Sangalli, concejal del CGIE, un país donde, si la comunidad italiana es numéricamente más pequeña que la mayor parte de Sudamérica, tiene raíces muy lejanas en el tiempo. Pero ahora, como señaló Sangalli, ante el riesgo de la llegada de un gobierno de extrema izquierda, los italianos intentan regresar a su tierra natal. “Hay miedo -agregó- hay una gran demanda de pasaportes, hay miedo de un éxodo bíblico ante la segunda vuelta del 6 de junio para las elecciones presidenciales que ve a Pedro Castillo heredero del infame Sendero Luminoso contra Keiko Fujimori como el favorito”. Y los italianos hacen fila a la una de la mañana para conseguir un pasaporte. Existe el miedo a una nueva Venezuela, pero también a un golpe.

INFORMACIÓN – Desde Uruguay, desde Montevideo, nuestro Director, Domenico Porpiglia, en su discurso anticipó de inmediato que solo hablaría de lo que está mal, que es mucho. Y así fue. “Haz algo -el llamamiento a FdI- aquí, en Sudamérica y en el mundo en general, hay falta de información, y puede parecer extraño que yo lo diga, pero es la verdad, nos quedamos solos. Entonces Rai Italia una vez también estuvo presente en Montevideo: ya no está y es solo ficción. ¿Por qué? Y ahora está a punto de quitarse el fútbol también, puede que ya no exista La Giostra del Gol, un programa que alguna vez tuvo 50 millones de espectadores, claro que todavía habrá partidos pero en inglés, español. Luego el italiano: como lo subraya Giorgia Meloni en su mensaje. En Uruguay se enseñaba en todos los colegios, pero ahora ha llegado a una hora a la semana. Las catedrales se construyen en el desierto. Italia ha abandonado este país (y el continente) sí, Uruguay tiene apenas 3 millones de habitantes, pero la mitad son de ascendencia italiana: hasta hace tres años, presidentes de la República, ministros, personalidades destacadas, desde 5 años yo ninguno… como si fuera una fiesta solo para “amigos” nada. Los diputados y senadores electos en el exterior han saludado a este continente, lo hemos escrito: son los más ausentes en la Cámara y el Senado y en las últimas elecciones de 2018 aquí sobre 80.000 votantes elegibles sólo 18.000 votaron, 60.000 no se encontraron cartulinas…”. Entonces, el Director centró su atención en un problema que ‘El Pueblo de Italia’ puso en primer plano, la construcción de la Cancillería Consular, se opuso por el tiempo, pero no solo. Nueva Cancillería Consular -concluyó- porque dicen que es ajustada, pero la gente está pidiendo pasaportes, ciudadanía rápidamente, no hay funcionarios permanentes, no los contratistas que se necesitan, pero necesitamos personas que puedan agilizar el proceso. Pero no están allí porque se considera una ‘zona desfavorecida’, solo de nombre, en realidad no lo es: este es un país maravilloso con un gran espíritu italiano. Piensa que el día 29 de cada mes en todo Uruguay comemos ñoquis, comemos pasta y fainá… Y luego no digamos tonterías… en arribo 800 nuevos funcionarios en la Farnesina: mentiras, solo hay 80, el nuevo edificio que va llegar a costar al menos 3 millones de dólares para evitar las colas… pero ¿qué colas? Entras por cita… y entonces ¿de qué sirve pagar una sucursal en Avenida Brasil si está abierta solo un día a la semana, y solo con cita.

La intervención de nuestro Director llevó al Sen. La Pietra para centrar la atención en otro problema grave que ha tenido y está teniendo consecuencias muy graves en nuestra cultura en el mundo. “El recorte de fondos para publicar en el extranjero”, dictaminó el parlamentario. Y otra denuncia vino de Gustavo Velis, investigador de la Universidad de Mar del Plata: “Se han cerrado los periódicos italianos -sus palabras- y luego las elecciones: se compran las papeletas, hay necesidad de voto electrónico, con un solo nombre, elecciones transparentes”. También desde Argentina, una voz histórica, Franco Arena de Radio Italia Tricolore Buenos Aires, reiteró la importancia de una conexión directa con Italia, de una mayor educación que lo que ha sido (y es) la emigración. Absurdos, inconsistencias que caracterizan al Gobierno, leyes italianas, una lista larguísima a la que el Dr. Mario Turnaturi, de Brasil, del patrocinio ACAI ENAS, pero también cónsul honorario de San Marino. “Desafortunadamente, las asociaciones están menguando – dijo – pero hay muchos problemas, algunos de los cuales serían fáciles de resolver: me pregunto ¿por qué el certificado de ‘existencia en la vida’ para los pensionistas debe ser emitido por los Consulados y no por los patronazgos? Que un italiano que se inscribe en AIRE se convierte en ciudadano de segunda clase, no tiene derecho a tarjeta sanitaria en Italia, mientras que los extranjeros, que no tienen pasaporte italiano, ¿tienen derecho a asistencia alguna?”.