Buenos Aires (Depositphotos)

El turismo en Argentina vivió el último fin de semana "larga", con feriado puente que se extendió de viernes a lunes, un boom turístico que llevó a que 4,2 millones de ciudadanos se movilizaran por todo el país, en una cifra que es récord para los últimos 10 años.
"Con niveles superiores a la prepandemia, 4.250.000 argentinos y argentinas se movilizaron por el país durante este fin de semana extralargo de octubre. Se trata de la cifra más importante de los últimos diez años para esta fecha", informó el Ministerio de Turismo.
"Nos genera una satisfacción enorme ver esta cantidad de argentinas y argentinos viajando por el país. Es una muestra más de que el turismo será protagonista en la reactivación que ya comenzó", expresó en un comunicado el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens.
Con un clima agradable de primavera, Argentina vivió los cuatro días de descanso, producto del puente turístico del viernes y el del lunes, con el feriado por el Día del Respeto a la Diversidad Cultural.
La ocupación plena, de acuerdo a datos del sector privado, se alcanzó en Córdoba, Mendoza, Entre Ríos, Salta, San Luis, Chubut, Catamarca, Jujuy y Corrientes.
En la costa atlántica, la ocupación de Mar del Plata rondó el 80%. En Pinamar ese porcentaje llegó al 100%, mientras que en las localidades Valeria del Mar, Ostende y Cariló fue del 99%.
Incluso el presidente Alberto Fernández, golpeado por una reciente derrota electoral en las internas abiertas (PASO) y que busca recuperarse de cara a las legislativas de noviembre, resaltó el número de viajeros.
"Creemos que, a partir de los datos alentadores de este fin de semana largo, el retorno del turismo receptivo y el impulso de PreViaje (un programa oficial para alentar los viajes), vamos a disfrutar una temporada de verano histórica", escribió el mandatario en Twitter.
Fernández valoró el rol de la actividad turística dentro de la economía del país al caracterizarlo como "un gran generador de empleo e impulsor de las economías regionales".
"Por eso, será uno de los motores de la reactivación", destacó.
Según datos de la cámara de medianas empresas (CAME), que publicó el ministerio de Turismo, Pinamar (en la costa Atlántica); San Pedro, en la provincia de Buenos Aires; Villa General Belgrano (Córdoba, centro oeste) y sorpresivamente Calingasta y Pocito, en San Juan; además de Bariloche (sur) fueron los seis destinos turísticos que tuvieron hotelería colmada al cien por ciento.
Incluso, en la Ciudad de Buenos Aires la ocupación hotelera fue del 51%, el porcentaje más alto desde el 8 de diciembre del 2020 cuando se empezó a habilitar el turismo nacional tras la pandemia. En 2019, en el mismo período había sido del 70%.
La CAME informó que en total, los 4.273.500 turistas que se movilizaron por todo el país gastaron en forma directa 55,7% más que en el mismo fin de semana largo de 2019 (prepandemia), por lo que se transformó en el movimiento turístico de octubre más importante de la última década.
El gasto diario de los turistas significó un 334,5% más que el mismo período de 2019.
A partir del avance de la campaña de vacunación y la disminución de casos de Covid-19, el Gobierno nacional y los distritos provinciales comenzaron a flexibilizar las restricciones, lo que alentó a los argentinos a viajar este fin de semana largo que concluye hoy.
En las últimas 24 horas, 15 personas murieron y 331 se contagiaron el coronavirus en Argentina, con lo que suman 115.473 los fallecidos registrados a nivel nacional y 5.265.859 los infectados desde el inicio de la pandemia, según datos del ministerio de Salud.
Según datos actualizados al 8 de octubre, Argentina recibió un total de 75.261.055 de vacunas contra el Covid y según el Monitor Público de Vacunación que publica el ministerio de Salud, se distribuyeron a las 24 jurisdicciones más de 58,7 millones de dosis y se aplicaron 53,8 millones.
Pero pese a la gran cantidad de vacunas en stock, llamativamente el ritmo de En total 30.146.477 de personas iniciaron su esquema de inmunización y 23.673.529 lo han completado con las dos dosis, sobre una población de algo más de 45 millones de habitantes.