Uruguay (Depositphotos)

El presidente Luis Lacalle Pou entregará a sus socios de la coalición el proyecto que el Poder Ejecutivo planea enviar al Parlamento para reformar el sistema de seguridad social. Luego se lo enviará al Frente Amplio. Se trata de un plan a 20 años y a partir del quinto se prevé implementar un sistema de aumentos en las jubilaciones mínimas. Hay dos sectores que estarán exentos de lo que imponga el nuevo sistema, se trata de los trabajadores rurales y los de la construcción. Tampoco se tocan los beneficios que tienen algunos grupos en cuanto a cómo se computan los años, como ser los docentes.

La iniciativa del Poder Ejecutivo, que se viene trabajando desde hace meses y se le realizan cambios hasta en este último momento, ha sido redactada por Rodolfo Saldain, luego de que el especialista -el “mejor en la materia”, para el gobierno- mantuviera una serie de reuniones con el presidente Luis Lacalle Pou. En algunos encuentros también participaron los ministros Pablo Mieres (de Trabajo) y Azucena Arbeleche (de Economía), y el director de la OPP, Isaac Alfie.

En la Exposición de Motivos del proyecto Rendición de Cuentas que está siendo discutido en el Parlamento, el gobierno ya dio pistas de por dónde irá el plan que hoy conocerá la coalición, y es claro que la base está en lo diagramado por la Comisión de Expertos en Seguridad Social en diciembre del año pasado. Allí se señalaba que la idea era elevar un año la edad de jubilación (hasta llegar a un tope de 65 años), a los nacidos en 1967 o 1971.

“En el primer caso, los nacidos en 1967 -expresa el proyecto de Rendición de Cuentas -pasarían a tener una edad mínima de retiro de 61 años, los nacidos en 1968 una edad mínima de 62 años y así sucesivamente hasta llegar a la edad de 65 años para los nacidos en 1971. En el segundo caso, la transición comenzaría para los nacidos en 1971″.

Sin embargo, según pudo saber El País de fuentes de gobierno, la idea es “ir hacia una solución intermedia”, en cuanto al año que se toma de referencia. También señalaron que hoy, luego de que Lacalle Pou le entregue el proyecto a los líderes de la coalición (el presidente del Partido Nacional, Pablo Iturralde; el expresidente y secretario general del Partido Colorado, Julio María Sanguinetti; el senador y líder de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos; y el ministro y referente del Partido Independiente, Mieres), Saldain dará una conferencia de prensa explicando el proyecto, y luego el mismo también será enviado al Frente Amplio.

En tanto, el gobierno descartó cambios en cuanto a la computación de años para algunos sectores, algo que de realizarse afectaría principalmente a los docentes. A los de Primaria, por ejemplo, se les computa cuatro trabajados cada tres de prestación; y a los de Secundaria y UTU, siete por cada seis. En el caso de los profesores universitarios, se les calcula nueve cada ocho. Esto continuará así.

La reforma, también, buscará que todos los sistemas jubilatorios puedan converger en uno “de base uniforme o igualitario”, según lo que señaló el Ejecutivo en la Exposición de Motivos del proyecto de Rendición. “Todos los nuevos trabajadores que ingresen al mercado de trabajo, cualquiera sea el sector de actividad en que se desempeñen, se incorporarían a un sistema mixto de bases iguales”, advierte el documento.

Allí también se señala que “durante la actual y próxima administración los efectos serían nulos y apenas perceptibles, respectivamente”. Fuentes del gobierno, sin embargo, advierten que aunque están dispuestos a asumir “el costo político”, creen que este no será tal porque la reforma “será explicada y la gente lo va a atender”. Además, sostienen, “lo que está en juego son las jubilaciones de nuestros hijos”.

El rechazo de la oposición

El proyecto del gobierno será cuestionado seguramente por la oposición frenteamplista y el Pit-Cnt. El diputado Sebastián Valdomir, del MPP, ya adelantó que se tienen “diferencias sustanciales” con el documento realizado por el grupo de expertos, que ha servido de inspiración al proyecto de reforma que se presentará hoy a la coalición. Desde Cabildo Abierto también se plantearon dudas, pero hay dos reclamos de esta colectividad que el Poder Ejecutivo contemplarían: explicar bien lo que se quiere hacer y subir las jubilaciones mínimas.