Rio de Janeiro (Depositphotos)

BRASILIA – El tema “Garota de Ipanema”, del músico Tom Jobim y el poeta Vinicius de Moraes, cumple hoy 60 años desde que fue interpretado por primera vez en Río de Janeiro, dos años antes de convertirse en un éxito en Estados Unidos y proyectar internacionalmente a la Bossa Nova.

El 2 de agosto de 1962 la canción fue estrenada en un bar del barrio de Copacabana, por el pianista Tom Jobim y el escritor y diplomático, Vinicius de Moraes, acompañados por el célebre guitarrista Joao Gilberto.

Según las crónicas la formación que estrenó “Garota de Ipanema” se completó con el baterista Milton Banana y el contrabajista Otavio Bailly. El tema se inspiró en la joven Heló Pinheiro, por entonces de 17 años, a quien los amigos Jobim y Moraes, asiduos visitantes de un bar carioca, veían pasar camino a la playa Ipanema, en el sur de la ciudad.

La primera grabación del tema fue en 1962, en Brasil, no alcanzó un impacto resonante, el cual llegaría dos años más tarde en Estados Unidos. En 1964 el tema, cantado con una cadencia leve por Astrud Gilberto, era parte del álbum Getz/Gilberto grabado por su marido Joao Gilberto y el saxofonista norteamericano Stan Getz.

Los historiadores de la Bossa Nova consideran a ese álbum, premiado con el Grammy, como el que catapultó a la música brasileña en el escenario internacional. La consagración definitiva llegaría en 1967 cuando Garota, que ya tiene unas 400 versiones en el mundo, fue interpretada por Frank Sinatra y Tom Jobim.