(Depositphotos)

BRASILIA, 23 SET - El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, anunció que participará en el debate televisivo de este sábado junto a otros candidatos presidenciales, donde estará ausente el exmandatario, Luiz Inácio Lula da Silva, abocado a conquistar el "voto útil" de electores de partidos pequeños con la esperanza de ser electo en la primera vuelta del 2 de octubre.
"Yo voy al debate mañana, voy a Campinas (interior de San Pablo), de allí me preparo para el debate a la noche. Todo va a salir bien", declaró hoy el mandatario y candidato por el Partido Liberal (PL, derecha) durante en evento de campaña en el estado de Minas Gerais.
La contienda televisiva de este sábado se realizará en los estudios del canal SBT, en la ciudad de San Pablo, y será uno de los momentos claves en la recta final hacia el primer turno electoral del domingo 2 de octubre.
Lula, que tuvo una perfomance poco lucida en el primer encuentro televisivo con otros candidatos realizado en la cadena Bandeirantes, anunció que faltará a la cita de mañana, que también será transmitida por CNN Brasil.
Desde el bunker del candidato del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) trascendió que se optó por preservar al político de 76 años, ante eventuales embestidas de sus adversarios y para concentrar fuerzas en los actos de la última semana de campaña.
El expresidente tomará parte , en cambio, en el debate a ser realizado el jueves próximo por la TV Globo, la emisora más importante del país.
A su turno la candidata Simone Tebet, del Movimiento Democrático Brasileño (MDB, conservador) calificó hoy como una "cobardía" la ausencia de Lula.
La agencia Datafolha publicó el jueves a la noche que Lula tiene el 47% de las intenciones de voto, Bolsonaro el 33%, Ciro Gomes del Partido Democrático Trabalhista (PDT, centroizquierda) 7% y Simone Tebet suma el 5% de los votos totales.
Pero la legislación brasileña solo contabiliza los votos válidos excluyendo los nulos y en blanco y siguiendo ese criterio Lula tiene el 50%, mientras Bolsonaro cuenta con 35%.
En ese escenario indicado por Datafolha, Lula podría ser electo en el primer turno sin necesidad de que se dispute un balotaje el 30 de octubre.
Por esa razón, la estrategia petista es orientar todas las fuerzas para atraer a electores de Ciro Gomes y Simone Tebet, dos candidatos a quienes los sondeos dan como sin chances de victoria.
El secretario general del PT, Paulo Teixeira, dijo hoy que su agrupación espera conquistar los "votos útiles" y opinó que esa actitud es "legítima" dentro de las reglas de juego democráticas.
En el PT se señala que algunos antiguos adversarios de ese partido han optado por el "voto útil" a favor de Lula , como es el caso del jurista Miguel Real Junior y el ex canciller Aloysio Nunes Ferreira, ambos del Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB, centro).
Para Simone Tebet el empeño del PT de "cazar" votos útiles es una empresa condenada al fracaso puesto que sus electores son "resilientes" a esa propuesta. Durante una actividad proselitista realizada hoy en San Pablo, Tebet hizo una defensa del "voto reflexivo" en lugar del "voto útil" y propuso que los ciudadanos no se dejen atrapar por la "polarización" Lula-Bolsonaro.