Emigrazione italiana (foto depositphotos)

CIUDAD DE MÉXICO - México recordó el inicio de emigración italiana en Veracruz, con una conmemoración organizada por la Embajada de Italia en la Ciudad de México. Numerosos italianos de todo México convergieron en Veracruz el 18 de octubre para la tradicional ceremonia conmemorativa de la llegada del barco del Atlántico que marcó el inicio de la ola migratoria italiana más importante del país.

A las 17.45 horas -hora exacta del desembarco en 1881- el faro de Veracruz emitió una señal sonora, según la nota de prensa de la embajada de Italia en México, "desencadenando una conmovedora reconstrucción de la llegada de los primeros italianos a Veracruz, en una embarcación de la Armada de México de la que tomaron parte el Vice Jefe de la Misión de la Embajada de Italia en la Ciudad de México, Tommaso Coniglio, el presidente de la Asociación de Descendientes de Italianos en México, Emilio Zilli, y personalidades locales".

Entre aplausos y cánticos de los participantes, se colocaron coronas de flores en el mar, en recuerdo del heroico viaje de los "abuelos" de muchos de los presentes que buscaban una nueva vida al otro lado del Atlántico. Posteriormente se llevó a cabo un acto solemne con el que el Municipio de Veracruz, en la persona del vice alcalde, Manuel Rivera Polanco, (en representación de la alcaldesa Patricia Lobeira), quiso rendir un homenaje especial a diversos exponentes de la comunidad italiana que contribuyeron a la desarrollo político, económico y social de México.

Entre ellos José Avelino Merlo, alcalde de San Gregorio Atzompa, a quien se refiere el pueblo de Chipilo, poblado casi en su totalidad por descendientes de italianos; Rafael Hernández, alcalde de Zentla (sede de la primera 'colonia' formal de población italiana), y Emilio Zilli, cónsul honorario de Italia en Veracruz.

"Es lindo ver -comentó Coniglio- cómo el núcleo de italianos que desembarcaron en Veracruz en 1881-82 generó una copiosa descendencia de hijos, nietos y bisnietos, perfectamente integrados a la sociedad mexicana, que aún cultivan un fuerte vínculo con la Italia". El involucramiento de las autoridades de Veracruz y Boca del Río, así como de la Armada de México, concluyó, "dan testimonio del aprecio que goza nuestra comunidad en México".