(foto depositphotos)

El Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), de Lula da Silva, salió del balotaje de las elecciones municipales de este domingo sin vencer en ninguna de las 26 capitales de estado brasileñas, en el que fue su peor resultado desde el inicio de la transición democrática en 1985.

    La principal apuesta del PT este domingo fue Marilia Arraes que no logró ser electa alcaldesa de Recife, capital de Pernambuco uno de los estados más importantes de la región nordeste, donde fue derrotada por su primo, Joao Campos, del Partido Socialista Brasileño (PSB, centroizquierda).
La otra derrota ocurrió en Vitoria, la capital de Espíritu Santo, en la región sudeste, donde Joao Coser (PT) fue vencido por Comisario Pazolini, del partido Republicanos, de derecha.
El PT, liderado por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, ya había tenido un pobre desempeño en la primera rueda de los comicios municipales, celebrada el 15 de noviembre, cuando sus candidatos no lograron pasar al balotaje en las tres capitales más importantes del país, San Pablo, Río de Janeiro y Belo Horizonte.
El revés más serio ocurrió en San Pablo, la metrópolis más rica y poblada de Brasil, y donde la agrupación de Lula y la expresidenta, Dilma Rousseff, no logró pasar al balotaje por segunda vez desde 1988.
En el balance general, considerando primera y segunda vuelta de los comicios, la agrupación se impuso en 183 alcaldías, esto significa 74 menos que en las últimas elecciones municipales celebradas en 2016. (ANSA).

LASCIA UN COMMENTO

Inserisci il tuo commento
Inserisci qui il tuo nome