Depositphotos

LA HABANA 19 NOV - El pabellón italiano se alzó con el principal galardón que se entregó al término de la 38va Feria Internacional de La Habana (FIHAV 2022), caracterizada por una semana de intensas jornadas de encuentros comerciales y de negocios, con 62 naciones y más de 400 empresas nacionales y extranjeras presentes.
El pabellón italiano, promovido por la embajada de Italia en La Habana, acogió a unas 80 empresas y consorcios, distribuidas en 75 stands repartidos en una superficie de 1500 m2.
Esta presencia constante llevó a los organizadores de FIHAV a asignar a Italia un espacio mucho mayor que el asignado en ediciones anteriores de la feria.
La cita abrirá una etapa de más "dinamismo" en la economía cubana, según estimó el gobierno de la isla.
FIHAV-2022 "ha sido una muestra de las transformaciones en las que trabaja el país, con una representación destacada de varios sectores que hoy estamos llamados a dinamizar", dijo en una ceremonia de clausura de la cita comercial Ana Teresita González Fraga, viceministra primera del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera.
La feria, la más importante en su perfil en la isla "es el compromiso y el impulso para continuar apostando por el desarrollo económico y social de nuestro país", agregó. "Se impone seguir flexibilizando y eliminando todas las trabas que puedan entorpecer el clima de negocios e inversiones en la Isla", insistió González Fraga.
La viceministra inauguró junto al Embajador de Italia en Cuba, Roberto Vellano, el pabellón italiano en la feria al cual elogió en esa ocasión por su amplitud al representar a un mercado comercial muy cercano a la isla, Italia.
Ayer el Embajador italiano participó en la VIII Sesión del Comité Empresarial Cuba-Italia, espacio que se ha convertido en una oportunidad para el debate abierto entre empresarios e instituciones de ambas naciones sobre los problemas económicos actuales, con la objetivo de fortalecer aún más los vínculos bilaterales.
González Fraga visitó Roma a inicios de octubre pasado y se reunió allí con el Comité Binacional Italia-Cuba, entidad oficial, en la cual analizó un instrumento de apoyo a las relaciones económicas bilaterales en beneficio de empresarios italianos que operan en la isla.
En esa ocasión fueron además tratados proyectos bilaterales en curso y presentadas nuevas propuestas, según fuentes en Roma.
En las palabras de clausura de la feria tradicional anual que retornó a su recinto de las afueras de La Habana tras la pandemia mundial, la viceministra dijo que "se entregaron galardones a los pabellones con destacado montaje e interacción con el público, y otros requisitos", entre estos el de Italia.
Otros pabellones elogiados fueron los de México, y Sudáfrica.
Las autoridades del gobierno cubano subrayaron en general que buscan reducir trabas que puedan entorpecer los negocios.
Esta nación caribeña de más de 11 millones de habitantes y de sistema socialista enfrenta una dura situación económica nacional que es muy visible en el mercado interno en general, con escasez y un fuerte proceso inflacionario y en bajas en la generación electro-energética.
La feria que acaba de terminar "es una de las piezas más importantes en el comercio exterior cubano y ha reflejado corrientes innovadoras en el entorno nacional interno y externo", dijo un economista local a ANSA.
Subrayó que "dos hechos demuestran el punto de vista y son la ampliación del sector privado mediante unas 6,000 empresas pequeñas y medianas y más apertura para que los cubanos que viven en el extranjero inviertan en el país", subrayó.
Fueron 62 países los que presentaron exposiciones en la FIHAV 2022. En el orden interno participaron más de 400 empresas, la mayoría estatales, y unas 70 "cuentapropistas".
Otro dato que sin ser inusual pues ocurrió en otras ediciones de la feria en tiempos del deshielo bilateral en 2015 y 2016 con Estados Unidos, fue la presencia de algunas firmas estadounidenses.

LASCIA UN COMMENTO

Inserisci il tuo commento
Inserisci qui il tuo nome