MONTEVIDEO (Uypress)- El Frente Amplio prepara el Plenario Nacional, del próximo 4 de junio, que definirá un plan de acción para dos años, para lo cual ya circula un documento que servirá para el debate entre los representantes de sectores partidarios y delegados de comités de base, según informa Subrayado (Canal 10).

El documento apunta a fortalecer su perfil opositor con la mira en el 2024 y tiene una base de la estrategia a seguir.

Luego que asumió Fernando Pereira como presidente del Frente Amplio, comenzó a trabajar en un plan político para los próximos meses y años, que deberá discutirse y aprobarse en un plenario nacional.

El documento propone reconciliarse con las capas medias y la periferia en todo el país, con la academia, el mundo de las artes, el sector rural y los feminismos.

El esquema borrador del plan político 2022-2023 marca el objetivo de retornar al gobierno en 2025.

Por delante está el desafío de “recomponer confianzas” con estos sectores que formaron parte de la izquierda, pero que en la última elección tomaron distancia y terminaron siendo una de las causas de la derrota.

El Frente Amplio apunta a fortalecer su rol de oposición “de forma permanente y sistemática” y construir una nueva alternativa al gobierno.

Rendición de Cuentas – Para el debate de la Rendición de Cuentas, proponen dejar en claro para la gente que hay dos proyectos de país: el del gobierno -que desde el FA quieren identificar como conservador y “de recorte”- y otro, que representa el llamado “bloque social y político de los cambios”, y supone la alianza con el PIT-CNT y otras organizaciones sociales.

Para el debate presupuestal plantean “articular el debate parlamentario con un fuerte proceso de movilización” y revitalizar los comités de base.

Aumentar cobertura a 600 comités de base y la militancia a 15 mil – Para preparar el retorno al gobierno, buscan aumentar la cobertura de la red de comités de base alcanzando los 500 en el territorio nacional y llegar a 15.000 militantes activos.

El borrador del plan político está en discusión interna y deberá ser analizado en el Plenario fijado para el próximo 4 de junio.