Montevideo (Depositphotos)

POR VALERIA GIL

La Intendencia de Montevideo exoneró al Partido Colorado de una deuda de contribución inmobiliaria por US$ 5 millones que había acumulado desde el año 1993.

Contempló así un pedido realizado por el Partido Colorado sobre cuatro padrones que están unidos entre sí en el inmueble ubicado en la calle Andrés Martínez Trueba 1271. En tanto, no hizo lugar al correspondiente en José Belloni 4250, edificio de un viejo cine de Piedras Blancas donde funciona el Comité Ejecutivo Departamental. 

Por ley todos los partidos políticos están exonerados del pago de la contribución, pero el problema surgió porque todas las propiedades están a nombre de César Batlle Pacheco, su titular desde 1941, y no del partido.

El Partido Colorado nunca había hecho el trámite corresponidente y así fue que se acumuló una deuda de US$ 5 millones, informó El Observador. De acuerdo a la resolución de la Intendencia de Montevideo -a la que accedió El País- "se dejará de percibir anualmente la suma aproximada de $ 108.417".

Un petitorio fue solicitado por el secretario general del Partido Colorado, Julio María Sanguinetti, y el edil César Tulio Tartaglia por el Comité Departamental, basado en la ley 18.485, de 11 de mayo de 2009, la cual establece que los inmuebles partidarios "estarán exentos de todo tributo".

En la solicitud se estableció que "como es público y notorio" desde hace más de 79 años, cuatro de los inmuebles son lindantes y constituyen "una unidad integrada en la que fusiona la Casa del Partido Colorado". 

En cuanto al edificio del viejo cine de Piedras Blancas, aún se adeudan $ 7 millones desde el año 1984. Dentro de la deuda se incluye: contribución ($ 6.439.734), tasa general municipal ($ 59.681) y también el adicional mercantil Belloni ($ 218.896), entre otros ítems.

Tartaglia dijo a El País que la exoneración para la casa del partido se consiguió a partir de un "trámite administrativo", ya que corresponde a los partidos políticos pedir el beneficio previsto por ley. El Frente Amplio y el Partido Nacional lo hacen todos los años, a diferencia de los colorados que nunca lo habían solicitado ante la comuna. 

El año pasado, por este tema, Sanguinetti se reunió con la intendenta de Montevideo, Carolina Cosse. En el encuentro, realizado en octubre, la jerarca señaló que el camino que debían transitar era el de hacer el trámite correspondiente para solicitar la exoneración. 

Consultado por El País acerca de si la exoneración tuvo algo que ver con el hecho de que ediles de Ciudadanos dieran su voto para aprobar el fideicomiso del BID (que no prosperó), Tartaglia lo descartó. "Asociar a una cosa con otra es descabellado. Esto es un trámite administrativo", aseguró el edil.

Más deudas - En noviembre del año pasado, la Intendencia de Montevideo decretó un embargo genérico a los partidos Colorado y Nacional por no pagar multas correspondientes al no retiro de las cartelerías en vía pública, correspondientes las últimas elecciones nacionales y departamentales.

En la notificación a colorados se decretó "el embargo genérico" por 115 multas por un total de $ 10,3 millones, lo que equivale a unos US$ 234.000. La primera infracción está fechada el 17 de junio de 2019 y la última el 12 de febrero de 2021. Al entender que se encontraban "impagas" las multas, la intendencia inició el "juicio ejecutivo" para su cobro por lo que se decretó el embargo "para cubrir el importe de la suma adeudada".

La primera audiencia fue suspendida y esta semana hay una nueva, a la que asistirá Sanguinetti y Tartaglia. "La intendencia cree que los carteles son del Partido Colorado y por eso nos multa en lugar de a las listas", explicó Tartaglia.

VALERIA GIL

(EL PAIS)